Aprender a amar no es tarea sencilla. Amar desde la aceptación del otro fluyendo sin dependencias en el amor si no desde el encuentro amoroso con uno mismo y el respeto por el otro. Las relaciones toxicas son fruto de enfermedades físicas y daños del alma.